¡Recibe los mejores trucos!
Saltar al contenido

¿Cómo grabar la pantalla del móvil?

grabar pantalla

Hay momentos en los que necesitamos grabar nuestra pantalla del móvil. ¿Por qué? Pues por múltiples razones, ya sea para enseñar a alguien cómo funciona una aplicación o simplemente porque queremos hacer un gameplay para YouTube.

Las razones son múltiples, siendo por ello que grabar la pantalla de nuestro teléfono se presenta como una solución perfecta para todas estas cosas. Seguramente te estés preguntando si para hacerlo necesitas hacer root u otras modificaciones, y lo que vamos a decirte es que no, no vas a tener que pasar por ese proceso.

Grabar video de la pantalla en Android

En los últimos años las empresas han visto la importancia que tienen las grabaciones de pantalla y han pasado a introducir este tipo de función de manera nativa. Lo ha hecho tanto Google con Android como Apple con iOS tal y como veremos en el apartado posterior de la guía.

En cuanto a Android, no se trata de una función que esté disponible de base, sino que los fabricantes tienen que habilitarla en sus dispositivos y no todas las marcas están abiertas a hacerlo, al menos de momento.

Es importante que antes de pasar a la instalación de una app de terceros te informes de si tu móvil permite grabar la pantalla de forma nativa o no, dado que esto podría ahorrarte mucho trabajo.

1. Cómo grabar un video con el móvil con YouTube Gaming

Decíamos antes que uno de los objetivos principales de la captura de vídeo es hacer gameplays, porque ahora está de moda y es algo que nos divierte y que puede ayudarnos a triunfar en nuestra carrera como youtubers (¡suerte!).

Debido a ello comenzamos recomendando esta aplicación que también está disponible en iOS (así que luego no la mencionaremos para no repetirnos). Su función se concentra en las grabaciones de pantalla cuando estamos jugando, así que no es muy flexible en este sentido, pero sí muy cómoda si lo que nos interesa es el gaming y publicar los vídeos rápidamente en YouTube.

Hay una alternativa a esta app en la forma de otra aplicación llamada Game Screen Recorder, pero no es ni mucho menos tan eficiente, así que la podéis dejar para situaciones de extrema urgencia en la que por alguna razón YouTube Gaming no os funcione bien.

2. Cómo capturar un video en tu pantalla de Android con Mobizen

Sus creadores afirman que su comunidad ya está formada por 90 millones de personas que utilizan Mobizen para grabar pantalla. Quizá son unas cifras un poco exageradas, pero sí es verdad que suelen estar en lo más alto de los tops de recomendaciones, así que por algo será.

Es gratis, pero el funcionamiento tiene algunas incoherencias que harán que las grabaciones de pantalla requieran de mayor tiempo de implicación del necesario para que todo quede perfecto y sin marca de agua.

Pero si os preguntáis si se puede conseguir gratis un buen vídeo a 1080p sin marca de agua, a 60 fps y con almacenamiento directo en la microSD, os decimos que sí, que se puede. Además, se combina con Facecam de manera que podamos grabarnos a nosotros mismos y meternos en combinación con el vídeo, lo que aporta más versatilidad a los youtuber.

3. Cómo hacer una grabación de pantalla con AZ Screen Recorder

La gran baza de esta aplicación es que se ha posicionado como la líder del mercado y la utilizan las grandes empresas de forma contrastada (vamos, que no es algo que se hayan inventado sus creadores cuando lo dicen).

Empresas de prensa y medios periodísticos como CNET o Yahoo News la han usado y recomendado y eso es algo que vale mucho a la hora de darnos a entender que merece la pena. Sus creadores la definen como “la mejor app para grabar pantalla” y eso ya sí que es difícil de contrastar, pero hay que dar fe de su calidad. No tiene publicidad, no mete marca de agua y tiene un funcionamiento simplificado para que cualquier persona pueda hacer grabaciones.

Soporta salida de vídeo qHD y FullHD, pero diferenciándose de otras muchas apps que también ofrecen este servicio en que proporciona un buen sistema sin saltos de pausa y reenganche.

La idea de los creadores de esta herramienta es que su app sea tan versátil como algunos de los programas más avanzados disponibles en equipos PC. Por eso se ofrece un buen editor, captura de sonido directamente desde el micrófono para mayor calidad y un buen sistema para optimizar los resultados.

Cómo se graba la pantalla en iPhone

Y llegamos al smartphone de Apple, aquel que hace temblar a los usuarios cuando se trata de ver si ofrece determinadas funciones. Pero no hay de qué preocuparse, dado que desde hace varias actualizaciones el propio iOS proporciona la capacidad para que grabemos pantalla.

Totalmente limpio, gratuito, sin problemas, sin descargas, sin nada de nada, el móvil proporciona esta función de manera incorporada y no tenemos que complicarnos. ¿Que queréis saber cómo hacerlo? Pues es así de fácil:

  1. Entramos en Ajustes, pasamos al siempre bienvenido Centro de control y le damos a Personalizar controles.
  2. Ahí tendremos que añadir con el símbolo de + la opción de Grabar la pantalla.
  3. Ahora ya habremos mandado la función al menú y lo único que tenéis que hacer es sacar el menú de herramientas inferior que se abre deslizando el dedo hacia arriba en la parte baja de la pantalla. En ese menú veréis que hay muchos iconos, como el de la activación de la linterna que seguro que habréis utilizado en más de una ocasión. Justamente debajo de la linterna está el icono que tendréis que pulsar para iniciar la grabación de la pantalla. Al hacerlo veréis un contador de 3 segundos que será el tiempo que tardará en ponerse en marcha.
  4. Antes de comenzar a grabar lo que podéis hacer es mantener pulsado el botón. Al hacerlo os saldrá un pequeño menú en el que se os informa de la captura de pantalla y donde podréis elegir si queréis que el audio del micrófono esté activado o desactivado. Eso será muy útil si queréis grabar tutoriales o hacer gameplays.

grabar pantalla iphone

Por supuesto, hay algunas apps para iOS que ofrecen esta misma función, pero la herramienta nativa de iOS rinde a tan buen nivel que no se nos ocurren motivos para recomendar ninguna de ellas (sobre todo porque hemos probado las teóricamente mejoras y todas tienen fallos o carencias).